Guía definitiva para descubrir los diferentes tipos de té

Seguramente habrás oído hablar de mil y un tipos de té y no sabrías elegir cuál es el mejor para ti. En este artículo conocerás sus diferencias y descubrirás cuál es el que más se ajusta a tus gustos y necesidades.

Un poco de historia

A mediados del siglo XVII y gracias a la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, esta bebida, reconocida en todo Oriente por sus excelentes propiedades, llegó a los salones más exquisitos del viejo continente. Sus abundantes beneficios y la demanda cada vez mayor hicieron que pronto llegase a todos los estratos de la sociedad. Hoy en día es la bebida más consumida en el mundo después del agua.

Existen muchas leyendas sobre su origen, remontándose algunas de ellas al tercer milenio antes de Cristo, pero se sabe con certeza que se utilizó por primera vez en la China del siglo III antes de nuestra Era. Sus propiedades son abundantes, pero…¿es todo el té que bebemos realmente té?

¿Qué es el té?

El té es una infusión de las hojas de una única planta: la Camellia sinensis, un arbusto originario de China y conocido como “planta del té”. El tratamiento de sus hojas y el grado de oxidación al que son sometidas darán lugar a los diferentes tipos de té que conocemos en la actualidad (cada uno con sus propias variantes):  Té blanco, verde, negro, azul, rojo.

Conozcamos ahora algo más sobre los diferentes tipos de té, su origen y sus propiedades.

TÉS VERDADEROS

1. Té blanco

Origen y elaboración del té blanco

Esta variedad, cosechada principalmente en el Este de China, está cada vez más demandada por su delicadeza. Su sabor suave y dulce se debe a que es el menos procesado de todos los tipos de té. Para su elaboración se seleccionan cuidadosamente las hojas más jóvenes de la planta y las yemas más delicadas, cubiertas por unas vellosidades blancas, de ahí su nombre.

Tras la cosecha, hojas y yemas se dejan marchitar para que se evapore su humedad natural y por último se desecan al sol.

Propiedades del té blanco:

  • Bajo contenido en cafeína: Debido a su nulo grado de oxidación, es una bebida baja en cafeína, ideal para tomar a lo largo del día.
  • Antioxidante: contiene tres veces más polifenoles que otros tipos de tés, lo que lo dota de un gran poder antioxidante, combatiendo el envejecimiento.
  • Fortalecimiento del sistema inmunológico: su elevado número de polifenoles también aumenta nuestras defensas.
  • Salud bucodental: debido a su alto contenido en flúor, ayuda a mantener unas encías y dientes saludables.

Variedades de té blanco

  • Yin Shen o Silver Needle: es elaborado utilizando exclusivamente las yemas de los brotes jóvenes de la Camellia sinensis.
  • Pai Mu Tan o White Peony: se utilizan tanto las yemas como las hojas más jóvenes de la planta.

2. Té verde

Origen y elaboración del té verde

Es el tipo de té por excelencia, con una antigüedad milenaria. Originario de la Antigua China, el té verde que consumimos hoy en día proviene también de Japón, donde ha sido declarado bebida nacional.

Al igual que el blanco, el té verde no pasa por un proceso de oxidación. Tras la recolección de las hojas, éstas se dejan marchitar de manera natural para que pierdan su contenido en humedad. A continuación pasan por un tratamiento de calor que detendrá el proceso de fermentación. Este tratamiento variará según
el origen y dará lugar a sabores diferentes: en China, por ejemplo, las hojas se tuestan, mientras que en Japón las hojas son secadas al vapor.

Propiedades del té verde (puedes leer nuestro artículo sobre las propiedades del té verde)

  • Efecto antioxidante: sin tan elevada cantidad de polifenoles como el té blanco, la ingesta diaria de té verde es una excelente forma de combatir los signos de la edad.
  • Ayuda a prevenir múltiples enfermedades como el cáncer y otras enfermedades degenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.
  • Regula los niveles de glucosa, por lo que es un potente aliado en el tratamiento de la diabetes.
  • Rico en vitamina C: por lo que ayuda a prevenir los resfriados.
  • Antiinflamatorio: la variedad japonesa Matcha previene la gastritis y tiene un efecto antiinflamatorio sobre nuestro cuerpo.

Variedades de té verde

  • Gunpowder (literalmente, pólvora): esta variedad se caracteriza por presentar las hojas enrolladas, de manera que parecen pequeñas balas (de ahí su nombre). Su sabor es ligeramente amargo. Aunque procede de China, se ha popularizado gracias a su utilización en Marruecos combinado con azúcar y hierbabuena, dando lugar al llamado “Té a la Menta”. En España este tipo de té es conocido como  “Té moruno”.
  • Matcha: como cualquier té verde, tiene su origen en China. Pero es en Japón donde ha arraigado tanto en la cultura que ha llegado a ser una verdadera seña de identidad. De hecho, el té matcha, ese fino polvo de un color verde vibrante, es el que se utiliza para el famoso ritual del té japonés. Su característico color y sus propiedades provienen de un proceso que comienza antes de su recolección. En este proceso las plantas son cubiertas para no recibir la luz del sol y acelerar así su producción de clorofila. De esta manera su única forma de conseguir alimento es tomando de la tierra todos los elementos que necesita. Es por ello que el té matcha es rico en vitaminas, minerales y aminoácidos.
  • Sencha: su nombre significa “cocido”, y proviene de su proceso de elaboración al vapor. Es el que contiene más antioxidantes de entre todos los tés verdes y está presente en la mayoría de los hogares
    japoneses.
  • Kukicha: es una variedad de té verde japonés que se elabora con ramas tostadas de la planta del té cosechadas a los tres años. Tiene un bajo contenido en teína y, se puede infusionar varias veces al día.

3. Té azul

Origen y elaboración del té azul

El té azul, también llamado Oolong, se produce en el monte Wuyi, en la provincia China de Fujian, y en las zonas montañosas del centro de Taiwán.

Pese a su nombre, este té no es azul, sino que las hojas adquieren esta tonalidad tras pasar por un proceso de semi-oxidación. Sabor es más intenso que el blanco o el verde, pero más suave que el negro. Una de las historias sobre su origen nos relata que un campesino llamado Wu Long (Oolong) fue distraído por un ciervo mientras procesaba el té, de manera que cuando reparó en él ya había comenzado a oxidarse.

El proceso real comienza, como siempre, con la recolección y posterior marchitamiento natural para que las hojas pierdan la humedad. Posteriormente, se agitan en cestas para que los bordes se rompan y que la oxidación sea así mayor. Por último, vigilando la temperatura y humedad, el proceso de fermentación se detiene a la mitad, dotando así a este té de su característico sabor y de un nivel de teína medio.

Propiedades del té azul

  • Combate el colesterol “malo”, reduciendo sus niveles en sangre
  • Fortalece los huesos
  • Rejuvenece la piel, mejorando la pigmentación de ésta.
  • Es ideal para el estudio, pues mejora la concentración.

Variedades de té azul

Los más famosos provienen de sus dos lugares principales de producción:

  • Da Hong Pao: es uno de los más oxidados y tiene su origen en China, en concreto en los acantilados de Wuyi, en la provincia de Fujian. Su sabor recuerda ligeramente a la malta.
  • Puchong: cultivado en las montañas de Taiwán, es el menos oxidado de los tés azules, contiene notas florales y su sabor es más parecido al de los tés verdes.

4. Té negro

Origen y elaboración del té negro

Este tipo de té es el que cuenta con la mayor diversidad de orígenes. Su producción se concentra tanto en China, como en India y Sri Lanka. Las distintas variedades tomarán su nombre de la región donde son producidas.

Esta bebida es nuestra mejor aliada para un desayuno completo (Té Earl Grey), ya que su total proceso de oxidación la dota de un alto contenido en teína que nos despierta pero no acelera nuestro sistema nervioso como el café.

Para llegar a este punto de oxidación, las hojas se marchitan tras la recolección y se enrollan para que pierdan la humedad. Por último pasan por un proceso de oxidación completo que dota a las hojas del nombre que lo caracteriza. La denominación “té negro” es Occidental, puesto que en Oriente se conoce como “té rojo” (Hong Cha), debido al color que adquiere la infusión una vez remojadas las hojas procesadas. El resultado es un té de sabor fuerte y aromático.

Propiedades del té negro

  • Nos mantiene jóvenes: como la mayoría de los tés, es un excelente antioxidante y es de una gran ayuda en nuestra salud cardiovascular.
  • Alivia los dolores de cabeza, pues reduce la presión arterial.
  • Es un energizante natural: debido a su alto contenido en teína, fruto de su completa fermentación, el té negro va liberando paulatinamente cafeína en el torrente sanguíneo a lo largo del día. A diferencia del café, no sobreestimula el corazón, sino que ayuda a la atención y la
    concentración.
  • Alivio de los problemas oculares: aplicado a nivel tópico, alivia los síntomas de la conjuntivitis y la vista cansada.

Variedades de té negro

  • Keemun: aunque China no es en este caso el productor principal de té negro, esta variedad fuerte y astringente es ideal para los paladares más exquisitos.
  • Assam: proveniente de esta región homónima de la India, es una variedad especial de Camellia sinensis que da como resultado un té oscuro de sabor terroso.
  • Darjeeling: proveniente de la región hindú del mismo nombre, esta variedad posee un sabor más suave debido a que su proceso de oxidación no se ha completado totalmente.
  • Ceilán: este té procedente de Sri Lanka toma su nombre de la denominación anterior de la isla. Sus hojas son especialmente largas y su denso sabor especiado recuerda ligeramente al chocolate.

5. Té rojo

Origen y elaboración del té rojo

Este tipo de té es muy especial pues pasa por un proceso de envejecimiento parecido al del vino. Tras recolectarse y oxidarse, sus hojas se comprimen y se almacenan en barricas de bambú. En estas barricas pasan por un proceso de post-oxidación de entre 2 y 60 años. Lo que lo dota de su color rojo característico.

Debido a este color es conocido en España como té rojo. En el mundo anglosajón y en China toma el nombre del color resultante de la infusión, que es de una tonalidad oscura. Debido a esta tonalidad en Inglaterra lo encontraremos bajo en nombre Dark Tea y en China como Hei Cha (té oscuro). Este tipo de té procede
principalmente de la provincia de Yunnan, en China. Concretamente, la gran mayoría de la Camellia Sinensis se recolecta en el condado de Pu-Erh, de ahí el nombre de la variedad de té rojo más conocido.

Propiedades del té rojo

  • Quema-grasa: activa la producción de enzimas que, junto con otros hábitos de vida saludables, ayudan a la eliminación de las grasas. 
  • Tónico digestivo: ayuda en las digestiones pesadas.
  • Depura el hígado: desintoxica este órgano, entre otros, gracias a su doble fermentación.

Variedades de té rojo

  • Pu-Erh: es la variedad más famosa de té rojo. Normalmente se presenta prensado en forma de ladrillo y el secreto de su fermentación es todavía todo un misterio para los occidentales. Es muy apreciado por sus beneficios medicinales y su sabor añejo.
  • Liu Bao: eclipsado por la fama del Pu-Erh, el Liu Bao es una variedad menos conocida que se elabora en la provincia de Guangxi, también en China, pero que, importado a Malasia a finales del siglo XIX, se
    descubrió que envejecía mejor en este país debido a su clima, dotándolo de un sabor único.

TISANAS Y MEZCLAS

Tisanas

Cualquier otro tipo de infusión que tenga origen en una planta diferente a la Camellia sinensis no se denominará té, sino tisana. Tal es el caso del roiboos, el mate, la manzanilla o la tila, por ejemplo.

El Rooibos es una bebida muy de moda últimamente. Procede de la infusión de las hojas de la Aspalathus Linearis. Dicha planta crece en la región de Cederburg, en Sudáfrica. Las hojas, al igual que las del té, son sometidas a un proceso de marchitado, enrollado, oxidado y secado, pero al no provenir de la planta del té, no posee teína.

Mezclas

Otros de los considerados tés más famosos no son exactamente tés, sino blends (mezclas) o tés  aromatizados.

El Té Chai, por ejemplo, es una deliciosa mezcla de té negro con especias como la canela, la pimienta negra, el anís y el cardamomo, entre otras.

Mientras que Earl Grey es una mezcla de té negro con esencia de bergamota. Dicha esencia lo dota de ese sabor tan característico y tan apreciado por los ingleses, sus creadores.

Si te ha gustado el repaso que he dado a los principales tipos de té y te interesa seguir leyendo sobre esta maravillosa bebida, no dejes de apuntarte a nuestra lista de correo con el formulario de más abajo y comparte este artículo en redes sociales 🙂

 

Categorías Guías

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest