Guía definitiva: Cómo elegir el mejor té para el desayuno

Si has llegado a este post es porque has tomado la decisión de empezar el día con una buena taza de té, ¡enhorabuena! Pero si todavía dudas sobre qué tipo de té de despertará más o cuál combinará mejor con tus ingredientes favoritos en el desayuno, en este artículo vamos a intentar echarte una mano.

La importancia de un buen desayuno

Si estabas pensando tomar a primera hora de la mañana tan sólo una taza de té y salir corriendo al trabajo ¡te aconsejamos que no lo hagas! Cuando nos levantamos nuestro cuerpo ha pasado de 8 a 12 horas sin efectuar ningún tipo de ejercicio y la somnolencia puede más que nosotros. Es por eso que necesitamos una ayudita extra en la forma de té que estimule nuestro cuerpo y nuestra mente. Pero en este momento también llevamos unas 12 horas sin ingerir nada. Esperar hasta la hora de comer para tomar algo sólido es una auténtica locura, ya que nuestros niveles de azúcar pueden caer en picado y darnos un buen susto.

¿Qué desayunamos, entonces?

Si hemos elegido desayunar con té (té vr café) no es sólo porque adoremos su sabor y aroma, sino también porque estamos convencidos de sus propiedades beneficiosas para la salud, por lo que acompañarlo de bollería industrial quizás no es la mejor manera de empezar el día. Los expertos aconsejan ingerir, al menos, cereales, lácteos y una pieza de fruta en el desayuno. Internet está lleno de sugerentes bowls, porridges, smoothies y complicadas recetas, aunque siempre puedes optar por las clásicas tostadas con mantequilla y mermelada. Siempre que cuidemos la cantidad y elijamos una mermelada sin azúcares añadidos, nuestro desayuno será la mar de sano y nos ayudará a afrontar el día con otro ímpetu.

¿Qué té me va a despertar más?

De todas las variedades de tés, el Negro y el Rojo (Pu-Erh) son los indiscutibles número uno para este propósito.

A continuación te explicamos su origen, concentración de teína y preparación.

La mejor opción: Té negro

El té negro, como otros tipos de tés, proviene de la planta Camellia Sinensis. Para crear el té negro, tras la recolección de las hojas éstas son sometidas a un proceso de oxidación completo que dará lugar a la alta concentración en teína de esta variedad. El producto final es una hoja marrón oscuro, casi negro, que produce una infusión de color rojo y sabor fuerte y aromático. Es por ello que mientras en Occidente se lo conoce como “té negro”, en Oriente se conocerá  como “té rojo”. No debemos confundirlo con lo que en España llamamos “té rojo” (Dark Tea en China y el mundo anglosajón y denominado desde hace unos años y a nivel mundial Pu-Erh). De este té hablaremos más abajo.

Concentración de teína del té negro

El té negro será, por lo tanto, nuestra mejor opción como sustituto del café en el desayuno, ya que la alta concentración de cafeína que contiene fruto de su fermentación nos despertará sin acelerar nuestro sistema nervioso, como ocurre con el café. Además, puesto que los tés negros se consumen con agua casi hirviendo, la alta temperatura del agua hará que las hojas liberen su teína más rápidamente. Una taza de té negro puede llegar a contener hasta 50 mg de cafeína.

Cómo preparar té negro

  • Tipo de té: Al preparar nuestro té negro debemos elegir la variedad que utilizaremos para infusionar: Assam, Ceylan, Darjeeling…o podemos optar por los blends o mezclas más famosos para el desayuno: el Té negro English Breakfast Hoja, realizado con variedades Assam y Ceylan, o el Earl Grey, generalmente elaborado con té negro Assam y esencia de bergamota. Te aconsejamos probar nuestro delicioso Té negro Earl Grey Naranja Roja y Mandarina.
  • Preparación: el agua para nuestro té negro debe estar, como máximo, a 100º o a punto de hervir, y debe reposar de 3 a 5 minutos.
  • ¿Leche o azúcar? Ambos, pero en su justa medida. El azúcar puede suavizar el fuerte sabor del té negro, y lo mismo ocurre con la leche. Sin embargo, pese a que el té negro es el más ampliamente consumido con leche, algunos estudios han demostrado que añadir leche de vaca a nuestro té inhibe algunas propiedades genuinas de esta bebida. Si no te resistes a tomar tu té sin leche, recuerda que hoy en día existe en el mercado una gran variedad de bebidas vegetales.

Beneficios del té negro

  • Es un excelente estimulante: como ya hemos comentado, el té negro contiene una alta concentración en teína, una sustancia que actúa directamente sobre nuestro sistema nervioso central, estimulándolo y activándonos física y mentalmente.
  • Su oxidación…evita la nuestra: el largo período de oxidación al que están sometidas las hojas del té negro elevan su concentración en polifenoles, potentes aliados contra el envejecimiento celular.
  • Ayuda a la pérdida de peso: el té negro es altamente diurético, por lo que eliminaremos líquidos, depurando nuestro organismo de manera natural. Además, su ingesta produce una gran sensación de saciedad que nos permitirá llegar hasta la hora de comer sin picar entre horas.
  • Gran aliado para nuestra digestión: gracias a su alta concentración en taninos, el té negro es un gran astringente, por lo que nos ayudará a combatir múltiples problemas digestivos o simplemente mejorar nuestra digestión.

La segunda mejor opción: Té rojo

Para elaborar el té rojo las hojas de la Camellia Sinensis pasarán por una fermentación en un proceso de envejecimiento similar al del vino. Durante esta fase, dentro de las barricas de bambú en las que las hojas se guardan durante años, se desarrollarán unos micro-organismos que dotarán al té rojo de sus exclusivas propiedades y de sus característicos aroma y densidad. Esto hace que este tipo de té sea tan especial y apreciado por los expertos, no en vano es conocido como el “Té de los emperadores”.

Popularmente se conoce a este tipo de té como Pu-Erh, pero esto se debe a un problema en la nomenclatura internacional: en España es conocido como té rojo, pero en el mundo anglosajón y en China toma el nombre de la infusión, de una tonalidad oscura, por lo que es conocido como Dark Tea o Hei Cha, “té oscuro”. Para evitar confusiones se ha extendido como sinónimo de té rojo o Dark Tea la denominación de la variedad más famosa, la recolectada en el condado de Pu-Erh, en China.

Concentración de teína en el té rojo

El té rojo contiene una concentración de teína menor que el té negro, pero aún así es más elevada que en otros tipos de té: entre 20 y 30 g. La concentración en teína puede variar según la temperatura del agua, como hemos visto, pero también tiene su origen en el proceso al que son sometidas las hojas de té: en la variedad Raw Pu-Erh (Pu-Erh crudo) no serán sometidas a un proceso de fermentado antes del post-fermentado; en la variedad Ripe Pu-Erh (Pu-Erh maduro) las hojas serán sometidas a una fermentación, como el té negro, y seguidamente a la post-fermentación típica del té rojo, por lo que su concentración en cafeína será mayor. Curiosamente, sin embargo, ya que la post-fermentación detiene el efecto de la cafeína, cuantos más años haya madurado el té, menor será su concentración en cafeína.

Cómo preparar té rojo

  • Tipo de té: la nomenclatura del té rojo o Pu-Erh puede llegar a ser abrumadora. Nos quedaremos con las dos variedades anteriormente mencionadas Raw Pu-Erh, conocido también como Green Pu-Erh o Sheng y el Ripe Pu-Erh, conocido como Black Pu-Erh o Shou. Ya que en Occidente no existe una amplia cultura de Pu-Erh, te aconsejamos empezar por nuestro clásico Té rojo Pu-Erh o el único Té rojo Pu-Erh Exótico.
  • Preparación: similar a la del té negro, podemos retirar el agua cuando empiece a hervir e infusionarlo un máximo de 5 minutos.
  • Leche o azúcar: de nuevo, este paso es opcional, aunque quizás en el caso del té rojo debiéramos obviar cualquier aditivo, ya que su aroma y densidad son muy característicos.

Beneficios del té rojo

  • Es un potente quema-grasa: los micro-organismos producto de la exclusiva fermentación del té rojo activarán la producción de encimas que nos ayuden a eliminar el exceso de grasa en nuestro cuerpo además de impedir la acumulación de nueva grasa.
  • Aliado de nuestra salud intestinal: este tipo de té no sólo ayuda en las digestiones pesadas y regula la función intestinal, sino que puede proteger nuestro sistema digestivo.
  • Ayuda en la depuración del hígado: desintoxica este órgano, por lo que los niveles de colesterol “malo” en sangre se verán reducidos drásticamente.

¿Qué ocurre con los otros tipos de tés?

Al provenir todos de la misma planta, otras variedades de té contendrán también cafeína, aunque en menor medida que el té negro o el té rojo.

Té Blanco

Hay una gran controversia con respecto al té blanco, ya que algunos lo califican de té desteinado, pero las últimas investigaciones han demostrado que, al estar elaborado con los brotes más jóvenes de la planta, tiene una mayor concentración de cafeína que puede elevarse con el infusionado. De todas formas, al tratarse de un té no apto para todos los bolsillos, si queremos despejarnos por la mañana los clásicos té negro y rojo serán nuestros mejores aliados.

Té azul

Con respecto al Té azul u Oolong, su nivel de teína es medio, como lo es su oxidación, y su sabor es más suave. Aunque delicioso, ¡no es apto para somnolientos empedernidos!

Té verde

Si has leído nuestro post Propiedades y Beneficios del Té Verde, puede que esta variedad haya sido tu primera opción para el desayuno. Tienes que tener en cuenta que el nivel de cafeína del té verde es menor a la del té negro y el rojo. Si no necesitas un estímulo inmediato, pero te hace falta que los efectos de la teína duren más tiempo, el alto contenido en L-teanina del té verde te hará decantarte por esta opción. Por el contrario si necesitas un buen impulso y quieres utilizarlo para despejarte por la mañana, puedes probar a infusionarlo más tiempo para que desprenda más teína o probar nuestra opción energética de Té verde con Ginseng y Jengibre.

Si te han parecido interesantes los consejos relacionados con el té en el desayuno que hemos dado en este artículo, puedes compartirlo en redes sociales con los botones situados abajo o suscribirte a nuestro newsletter para no perderte ninguna novedad.

Muchas gracias y hasta el próximo artículo.

Categorías Guías

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest