Guía sobre cómo preparar Té a granel, consigue una taza perfecta

Si has llegado hasta este post, es porque has decidido iniciarte en el camino del Gourmet del Té y degustar té a granel. Sabes que necesitarás tiempo y dedicación, pero que los resultados serán mejor que los esperados. Sin embargo, no estás seguro de los pasos que debes seguir ni los pequeños detalles según el tipo de té. En este post te contaré todos los secretos para responder a la pregunta: ¿Cómo preparar té a granel?

Elección del tipo de té

Tu primera decisión pasa por elegir la variedad de té que deseas.

Si quieres un té enérgico que te despierte por las mañanas, aconsejo el Té Negro. Por el contrario, si esos kilos de más son lo que te preocupan, prueba con el Té Rojo o Pu-Erh. O quizá estás fascinado por las propiedades antioxidantes de esta bebida, tu infusión es el Té Verde. Puedes consultar nuestros artículos para tener más información y elegir según tu caso:

Elijas el que elijas, ya sabes que el té a granel, llamado también té de hoja entera o té de hojas sueltas, está compuesto por hojas de primera categoría, no por los restos como los tés comercializados en bolsitas y, por lo tanto, con una adecuada preparación, podrás extraer todas las propiedades, nutrientes y aroma de esta deliciosa infusión. Te propongo un truco para averiguar si tu té es realmente de buena calidad: si lo acercas a tu oído en su forma seca y cruje ligeramente, es que el proceso de deshidratación que se ha seguido para elaborarlo ha sido el correcto. Si no, cualquier ínfimo resquicio de humedad puede hacer que no se conserve bien.

Cantidad de té

¿Qué cantidad de té debo echar en mi infusión? Puedes calcularlo por taza o por litro de agua. Para la preparación de un té de la forma ortodoxa, en el primer caso necesitarás unos 3 gramos por taza y en el segundo de 12 a 15 gramos por litro de agua.

Hay cucharas medidoras en la mayoría de las tiendas de té. Si no quieres invertir en estas cucharas, te aconsejo usar de 1,5 a 2 cucharaditas de café para llenar tu té de sabor. Debido a que el té es muy apreciado por su contenido en teína, un estimulante natural, añadir más cantidad de té aumentará también el contenido en teína.

Si quieres un té más cargado pero no te gusta el amargor que va adquiriendo con un prolongado tiempo de infusión, te aconsejo echar más té a tu preparación, respetando el tiempo estándar del que hablaré más adelante. La cantidad dependerá de tu gusto. ¡Experimenta!

Cómo calentar el agua para el té

  • Qué tipo de agua utilizar: aconsejo utilizar agua mineral o agua filtrada, pero no del grifo, ya que las concentraciones mayores o menores de cal, además de afectar a nuestra salud, estropearán el sabor del té.
  • Dónde calentar el agua: Hoy en día existen multitud de recipientes y modos de calentar el agua: hervidores, teteras de hierro, teteras eléctricas o los clásicos cazos, donde podemos vigilar mejor cuándo el agua llega a su punto de ebullición. El microondas deberá ser nuestra última opción, ya que el líquido no se calienta por igual y es difícil controlar su temperatura.
  • Temperatura del agua: sin importar el recipiente que elijamos, debemos tener en cuenta que nunca debemos añadir el té con el agua hirviendo, ya que esto estropearía su aroma y potenciaría su amargura. Según el tipo de té, el líquido deberá estar a una temperatura concreta, por lo que deberemos tener siempre un termómetro a mano. Si has calentado el agua en una tetera de hierro, comprueba su temperatura antes de añadir el té. Si has calentado el agua en otro recipiente y lo vas a servir en una tetera de cerámica o cristal, te aconsejo calentar previamente el recipiente o verter el agua muy caliente para que la tetera se caliente y, sólo cuando adquiera la temperatura indicada, añadir el té. A continuación de describo las temperaturas ideales que el agua debe alcanzar para cada tipo de té:

Temperatura del agua según tipo de Té 

  • Blanco: entre 65º y 75º
  • Verde: en el caso de este té que no ha pasado por ningún proceso de oxidado, la temperatura debería ser más baja, entre los 60º y los 80º. El resultado será un té aromático y dulce. Sin embargo, si tomamos té verde por sus propiedades antioxidantes, cuanto más alta sea la temperatura del agua, más polifenoles se liberarán y, aunque su sabor aumentará en amargura, sus propiedades anti-edad también aumentarán. ¡Eso sí, recuerda que el agua no debe superar los 100º!
  • Azul (Oolong): de 80º a 90º.
  • Negro: la temperatura indicada para este té completamente oxidado está muy cercana al punto de ebullición, entre 90º y 95º.
  • Rojo (Pu-Erh): entre 90º y 95º.

Infusión del té

Utensilios para infusionar el té:

  • Filtros o infusores de metal: el más clásico, pero los paladares más exquisitos notan cierto sabor metálico en sus tés.
  • Filtros o infusores de silicona: por el motivo anterior, te aconsejo para las dosis unitaza los infusores de silicona. No sólo son muy prácticos, sino que cada vez hay más variedad de formas, a cual más divertida. Sin embargo, ten en cuenta que el espacio en estos infusores es algo reducido, por lo que la hoja de té tendrá más dificultad para abrirse por completo.
  • Bolsitas de té: existen bolsitas de papel que se pueden comprar separadamente del té de un tamaño bastante grande para que las hojas se extiendan en su totalidad. Te recuerdo que en el té que se comercializa ya en bolsitas, las hojas están constreñidas por el tamaño del paquete y no liberan todo su potencial. Sin embargo, si estás preocupado por el medio ambiente, ten en cuenta que cualquier bolsita contendrá algo de plástico. Si te decides a usar las bolsitas de té, te cuento un secreto: ni se te ocurra apretarlas contra la cucharilla. Según Inés Berton una de las autoridades de té a nivel mundial, ¡este gesto saca lo peor del té!
  • Nada: si quieres que las hojas se abran completamente y liberen todo su aroma y beneficios, infusiona las hojas directamente sobre el agua. Luego sólo tendrás que colar el té al servirlo.

Tiempo de infusión:

En general, el tiempo ideal para cualquier té está entre los 2 y 3 minutos. Con infusionar me refiero al tiempo que las hojas secas están en remojo en el agua previamente calentada a la temperatura indicada según la variedad de té que hayamos elegido. Sin embargo, dependiendo también de esta variedad y de las propiedades que queramos potenciar, el tiempo de infusión puede variar.

Tiempo de infusión según tipo de Té

  • Té blanco: el tiempo de infusión recomendado para este delicado té es de 1 a 2 minutos.
  • Té verde: un té verde no debería infusionarse más de 3 minutos, pero si se desea que libere en el agua todo su potencial antioxidante, podemos infusionar las hojas hasta 6 minutos. De esta forma, el té verde liberará también más cafeína. Pero, como ocurría con la temperatura, a mayor tiempo de infusión también mayor amargura. Si vas a preparar té verde chino, ya que la hoja está previamente tostada, necesitarás de 2 a 3 minutos. Si vas a preparar té verde japonés, debido a que la hoja sólo ha sido previamente hervida, necesitarás de 1 a 2 minutos.
  • Té azul (Oolong): para los tés que han pasado por un proceso de oxidado, aunque sea parcialmente, como el Té Azul, el tiempo recomendando para su infusión es de 3 minutos.
  • Té negro: el té negro debe infusionarse de 2 a 3 minutos. Debido a que el té negro se utiliza como un estimulante por su contenido en teína, si deseamos un gran aporte de energía por la mañana, deberemos dejar infusionar el té durante más tiempo. Sin embargo, ¡recuerda que esto también liberará más amargor! Para conseguir más energía pero sin amargor, prueba a añadir más té en vez de dejarlo infusionar más tiempo.
  • Té Rojo o Té Pu-Erh: para este té post-fermentado rigen las mismas normas que para los tés oxidados o semi-oxidados: de 2 a 3 minutos liberará todo su sabor y propiedades. 

¿Cuántas veces se puede infusionar un té a granel?

Es una idea bastante extendida que, en contra de lo que ocurre con las bolsitas, un buen té a granel podrá ser infusionado varias veces. Sin embargo, no te aconsejo esta práctica ya que, aunque es técnicamente posible, el mayor partido de un té se saca de la hoja seca en la primera infusión.

Dónde degustar el té

Elije tu recipiente favorito y, ¡a disfrutar! Sin embargo, te recomiendo las tazas de cerámica o porcelana porque son las que mejor mantienen el calor y no añaden sabores ajenos a nuestra bebida favorita.

¿Con qué podemos complementar nuestro té?

Si te has decidido por el té a granel, quizás desees elegir un té aromatizado, que viene ya mezclado con otros elementos: frutas deshidratadas, flores, aceites esenciales. Son los llamados blends o mezclas. En nuestra tienda te ofrecemos uno de los más famosos: el Té Negro Earl Grey Deluxe con Naranja Roja y Mandarina, donde los cítricos maridan a la perfección con el té oxidado, o también puedes degustar el Té Verde con Ginseng y Jengibre, que te dotará de un aporte de energía extra. Sin embargo, quizás desees arriesgarte y hacer tus propios blends. ¡Experimenta y cuéntanos tus experiencias!

El asunto de otros aditivos es, sin embargo, terreno pantanoso. Entre los gourmets del té existen verdaderos bandos a favor o en contra de la adición de edulcorantes al té. Por ejemplo, en Inglaterra, donde el té es casi una religión, se suele tomar sin azúcar y, si aún así no puedes vivir sin añadir algo de dulzor a tu bebida, los más ortodoxos vigilarán cuántas cucharadas echas en tu té, ya que esto puede delatar tu posición social (a más azúcar, posición social más baja). Otro debate abierto es si es bueno echar leche a nuestro té. Ya no sólo la opinión pública, sino la científica está dividida. Algunos estudios recientes indican que la caseína de la leche puede inhibir precisamente algunas propiedades beneficiosas del té, precisamente las del té verde, por lo que esta variedad se aconseja tomar sin leche, al menos de origen animal.

Almacenaje

Las bolsitas de té son cómodas porque no sólo sirven para infusionar nuestro té, sino que también sirven para almacenarlo. Pero ya hemos visto en posts anteriores que si deseas convertirte en un Gourmet del Té no son la opción más deseada. Para almacenar tu té a granel necesitarás un recipiente que sea hermético y opaco. Es decir, que se cierre perfectamente y que no deje pasar la luz. Por lo tanto el cristal o el vidrio están descartados, así como el plástico, que con el tiempo va liberando toxinas. Te aconsejo que utilices latas u otros recipientes de aluminio, ya que no dejan pasar la luz ni la humedad, y que los almacenes en un lugar a salvo de fuertes cambios de temperatura.

Guía rápida de preparación de té a granel

Si ya has leído nuestra guía y deseas realizar tan sólo una consulta rápida, hemos preparado al final del post una versión reducida de la información básica sobre la preparación de cada té:

Tipo de TéCantidad.
Para un té más concentrado, aumenta la cantidad.
Temperatura AguaTiempo de Infusión
Té blanco1,5 a 2 cucharaditas por taza.65º a 75º1 a 2 minutos.
Té verde1,5 a 2 cucharaditas por taza.60º a 80ºEn general, de 1 a 3 minutos.
T.V.  japonés: de 1 a 2 minutos.
T.V.  chino: de 2 a 3 minutos.
Té azul (Oolong)1,5 a 2 cucharaditas por taza.80º a 90º3 minutos.
Té negro1,5 a 2 cucharaditas por taza.90º a 95º2 a 3 minutos
Té rojo o
Té Pu-Erh
1,5 a 2 cucharaditas por taza.90º a 95º2 a 3 minutos.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest