Descubre cómo el ginseng puede completar tu taza de té aportando salud

Conocido como uno de los pilares de la medicina oriental, el ginseng es apreciado en Occidente por su capacidad para despertarnos y aportarnos energía, es un complemento alimenticio con propiedades medicinales que puede multiplicar las propiedades de nuestra taza de té.

¿Qué es el ginseng?

El ginseng es una planta de frutos rojos de la que consumimos curiosamente tan sólo las raíces. Éstas tienen un extraño aspecto que recuerda a la forma humana, y han sido utilizadas con un fin medicinal en Oriente durante 5.000 años. Se cuenta que los emperadores chinos la utilizaban como remedio a todos los males, por lo que el nombre científico que en Occidente recibieron la mayoría de sus variedades fue panax, panacea, en honor a la diosa griega que poseía un remedio para todas las enfermedades. Su sabor es parecido al del
jengibre y, como éste, muy aromático y algo picante.

Tipos de Ginseng

Es raro encontrar hoy en día Ginseng salvaje, ya que debido a la sobreexplotación ha tenido que producirse a través del cultivo. El proceso hasta conseguir ejemplares que puedan servir para el consumo humano es lento y laborioso: necesita mucho cuidado, transplantes únicos a terrenos especiales y hasta seis años de maduración.

Productores

Los principales países productores son China y Corea, siendo el conocido como ginseng coreano (Panax Ginseng) el más consumido en todo el mundo.
Otras variedades son el Ginseng siberiano (Eleutherococcus senticosus), denominado así porque abunda en la región de Siberia, en la estepa rusa y el Ginseng Americano (Panax Quinquefollium) que parece tener menor efectividad.

Según el proceso que sufra la raíz podemos obtener el ginseng blanco o el ginseng rojo. El denominado ginseng blanco es producto del secado de la raíz de manera natural al calor del sol tras ser pelada. El ginseng rojo, por otra parte, se produce tras someter la raíz a un proceso de cocido al vapor y posterior  deshidratación que la dota de su característico color rojo. Es esta segunda variedad la más consumida hoy en día.

Propiedades del ginseng

Nos equilibra mental y físicamente

El ginseng posee la capacidad de equilibrarnos de manera íntegra: acelera nuestro cuerpo, reduciendo la sensación de cansancio y, al actuar directamente en nuestro sistema nervioso central, mejora capacidades mentales como la concentración o
la memoria.

Apoyo en la gestión del estrés

Los componentes principales del ginseng, los ginsenósidos, son potentes antioxidantes capaces de disminuir la secreción de cortisol, conocida como la hormona del estrés. Al disminuir nuestra sensación de estrés, nos ayuda también con desagradables sensaciones derivadas de éste como la ansiedad. Sin embargo, es muy importante no tomar ginseng cuando nos encontramos ya inmersos en un nivel alto de este estado.

Es un excelente aliado para la memoria

Ayuda al funcionamiento cognitivo de nuestro cerebro, mejorando nuestra capacidad de concentración y nuestra memoria, por lo que el ginseng será de gran ayuda para estudiantes en época de exámenes. También se ha comprobado que estas propiedades pueden ser un potente aliado en la lucha contra el Alzheimer.

Reduce la sensación de cansancio

Equilibra nuestro cuerpo y nos dota de un aporte extra de energía. Es un estimulante natural que no produce sobreexcitación.

Mejora nuestro estado de ánimo

al sentirnos con mayor energía y más concentrados, nos sentimos consecuentemente más felices, pero también se han demostrado mejoras significativas durante la astenia primaveral y estados de fatiga.

Fortalece nuestro sistema inmunológico

Los ginsenósidos propios del ginseng promueven la formación de anticuerpos, aumentando así las defensas naturales de nuestro organismo, por lo que consumirlo frecuentemente en invierno puede salvarnos de los molestos resfriados o incluso de una gripe leve.

Ayuda a adelgazar

Con el consumo de ginseng, nuestro metabolismo se acelera y disminuye nuestro apetito, por lo que puede ser de gran ayuda en procesos de pérdida de peso. 

Si estás interesado en una ayuda extra para perder peso, te puede interesar nuestro artículo donde explicamos como el té verde te puede ayudar a perder peso.

El ginseng y el insomnio

Como comentábamos en nuestro post sobre las propiedades del Té verde, al tratarse el ginseng de un estimulante, no está aconsejado para personas con problemas nerviosos o de insomnio. Está también contraindicado para personas que se encuentran tomando algún tipo de medicación para el corazón
y para la tiroides, por lo que se aconseja consultar con el médico antes de empezar a consumir ginseng.

Cómo tomar ginseng

Si estás convencido y quieres aportar alguno de estos beneficios a tu organismo consumiendo ginseng, te aconsejamos cómo hacerlo.

Es aconsejable adquirir siempre ginseng rojo coreano, pues es el más extendido y más efectivo, y que en su composición se destaquen especialmente la concentración de ginsenósidos. Se recomienda no ingerir más de 2 gr. de ginseng al día y si se quiere tomar de forma continuada, hay que descansar de una a dos semanas por cada dos o tres de ingesta.

Como adquirir ginseng en las tiendas de día a día

Normalmente en los herbolarios y parafarmacias la forma más cómoda de adquirirlo es en forma de cápsulas (lo puedes encontrar en la sección de complementos alimenticios), pero si deseas disfrutar al máximo del sabor y aroma del ginseng nuestro consejo es que lo consumas en forma de infusión.

No se aconseja comprar la raíz fresca y entera porque es muy difícil de partir y en muchas ocasiones no se encuentran almacenadas en las tiendas de la manera óptima, por lo que una opción segura será adquirirla en forma de polvo. 

Para una taza 1 cucharadita de ginseng en polvo será suficiente. Su sabor es muy aromático y ligeramente picante, por lo que no necesitarás añadir más ingredientes, pero un poco de canela, unas gotitas de limón o miel complementarán su sabor.

Ginseng y té verde

Es muy común, sin embargo, consumir el ginseng junto con el té verde, ya que se potenciarán las capacidades energizantes de ambos. Es una excelente opción para tomar a primera hora de la mañana y ayudarnos a tener energía durante el resto del día.

Si no quieres comprar ginseng en polvo pero deseas probar esta combinación, te aconsejamos probar nuestro Té verde con ginseng y jengibre, una mezcla sabrosa y energética que se convertirá en tu elección favorita todas las mañanas.

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest