Combinar Rooibos, Cuál Es La Mejor Manera de hacerlo y obtener su máximo sabor

Si te estás aficionando a la bebida que se ha puesto actualmente de moda, el Rooibos, seguro que deseas hacerte un verdadero experto en mezclas (blender) y combinar esta infusión con otros ingredientes que potencien todas y cada una de sus propiedades. Para ello, en este post te daremos algunas ideas.

¿Por qué el Rooibos está de moda?

Esta pregunta tiene muchas y variadas respuestas pero, para no alargarnos demasiado, las resumiremos diciendo que es una bebida parecida al té en que muchas de sus propiedades son beneficiosas para la salud (además de poseer gran cantidad de características propias) pero no ocasiona los efectos secundarios del té al no contener cafeína. El Rooibos proviene de una planta completamente diferente de la del té: mientras que el té proviene de la planta Camellia Sinensis, originaria de China, el Rooibos proviene de la planta Aspalathus Linearis, originaria de Sudáfrica.

El nuevo té sin cafeína… Rooibos

El hecho de ser parecido al té y no contener cafeína es lo que está convirtiendo al Rooibos en una bebida tan popular y, aunque su sabor original es dulce y no llega a amargar como puede hacerlo el té, no podemos evitar querer probar mezclas diferentes para combinar su sabor con nuestros aromas favoritos o potenciar sus propiedades. Veremos a continuación algunos de ellos.

Adiós alergia, hola Rooibos

Sigamos  repasando las diferentes maneras de combinar Rooibos, se ha demostrado que el Rooibos frena la producción de histamina por lo que, cuando estamos en medio de un brote alérgico, en lugar de tomar medicamentos que normalmente nos suelen producir somnolencia, podemos sustituirlos por esta agradable infusión. ¿Cómo multiplicamos sus propiedades? Con dos especias que tienen las mismas características que el Rooibos y se añadirán a sus beneficios, potenciándolos: cúrcuma y saúco.

Cúrcuma

Otra manera de combinar Rooibos es con la especia de sabor picante indispensable para realizar el curry y que dota a nuestros platos de ese característico sabor amarillo es la cúrcuma. Pero esta versátil raíz parecida en aspecto al jengibre no sólo sirve para aderezar nuestras comidas saladas, también se puede utilizar en nuestras infusiones. La cúrcuma se utiliza principalmente cuando existen problemas digestivos, ya que es un potente antiinflamatorio, pero una característica poco conocida es que es también un gran antihistamínico natural: contiene curcumina, que es un potente descongestionante y ayuda a bloquear la inmunoglobulina E, que es el anticuerpo implicado de lleno en los procesos alérgicos.

Sauco

Por su parte, el saúco es una planta medicinal integral: la corteza, las flores y las bayas tienen propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo, pero siempre debemos saber cómo tomarlas. Para exprimir todas las propiedades antihistamínicas del saúco y potenciar así las propiedades antihistamínicas del Rooibos se deben utilizar las bayas de saúco, que podemos encontrar en forma de jarabe en muchas tiendas de alimentación natural.

Rooibos con cítricos para multiplicar la vitamina C

El Rooibos contiene unos antioxidantes propios diferentes de los del té que ayudan a nuestro cuerpo a detener el envejecimiento. También contiene de manera natural vitamina C, que ayuda a nuestro cuerpo a metabolizar más rápidamente estos antioxidantes, por lo que si añadimos a nuestra infusión limón, naranja o lima, además de combinar a la perfección con el dulzor del Rooibos, estaremos multiplicando el efecto de la vitamina C en nuestro cuerpo. Por esto no puedes perderte nuestro delicioso Rooibos mango y mandarina, que hará las delicias de tu paladar.

Rooibos + Cola de caballo = Matrimonio perfecto

Quizás el sabor de esta infusión no sea el mejor del mundo, lo reconocemos, pero las propiedades antianémicas, diuréticas y desintoxicantes de ambas plantas se multiplican cuando están juntas. Por ello debemos tomar esta mezcla en las ocasiones en que nuestro cuerpo esté falto de hierro, retenga líquido o necesite una limpieza de hígado.

Facilita la absorción del hierro

Frente al té, que inhibe la absorción de hierro, el Rooibos no sólo ayuda a que nuestro cuerpo pueda tomarlo de los alimentos que ingerimos, sino que lo produce. Lo mismo ocurre con la cola de caballo, un arbusto muy extendido por Europa que entre sus propiedades cuenta con la de ser de gran ayuda en estados primarios de anemia.

Propiedades diuréticas

Pero si por algo es conocida la cola de caballo es por sus grandes propiedades diuréticas. También en este punto destaca el Rooibos, ayudándonos también en el proceso de eliminación de líquidos a no perder el equilibrio en nuestros niveles de sodio y potasio. Como vemos otra fantástica manera de combinar Rooibos.

Ayuda al hígado a estar limpio y sano

Por último, ambas plantas son excelentes desintoxicantes, que ayudan a nuestro hígado en su proceso de depuración.

Ginseng…¡no!

No te recomendamos tomar Rooibos con ginseng por la sencilla razón de que el ginseng es un excitante y, normalmente, si tomamos Rooibos es por su ausencia de cafeína. Si necesitas una ayuda extra para levantarte por las mañanas, tu mejor aliado será el té. Puedes informarte más en nuestro post sobre el Mejor té para empezar el día. Si adoras el Rooibos puedes tomarlo a cualquier hora del día, pero para despejarte necesitarás sin duda un té. Y si aún sigues dudando entre tomar té o café, te invitamos también a que le eches un vistazo a nuestro post Té vs Café.

Rooibos y…buenas noches

Como comentábamos en el punto anterior, el Rooibos destaca por su ausencia de cafeína, pero además posee algunas características relajantes, por lo que es una infusión perfecta para tomar antes de irnos a dormir. Y precisamente por ello podemos combinarla con multitud de plantas que, además de ayudarnos a conciliar el sueño facilitarán nuestra digestión: lavanda, melisa, hierbaluisa, manzanilla, hinojo y anís. Prueba el Rooibos  y empieza a experimentar para encontrar tu infusión favorita.

Blends con base de Rooibos

Como has podido comprobar, el Rooibos está lleno de propiedades y tiene una versatilidad difícil de encontrar en otras infusiones. En el mercado existen multitud de blends (mezclas) de Rooibos con frutas, aceites esenciales y otras plantas o, como te hemos mostrado en este post, puedes hacer tus propios blends para potenciar los beneficios de esta maravillosa planta. Sin embargo, como siempre, te animamos a que, antes de ingerir cualquier infusión o mezcla, ya sea comprada o hecha en casa, consultes a tu médico. Ya que cada cuerpo es diferente y ciertos ingredientes pueden interferir en medicamentos o dolencias.

¡Feliz taza!

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest